Tendencias del 2017 que seguirán vigentes en el 2018

La velocidad con la que van y vienen las tendencias parece abrumadora. Antes, los desfiles de las semanas de la moda eran la vidriera a través de la cual veíamos qué es lo que se va a usar. Ahora, con las redes sociales, los influencers y la democratización de la moda -en el sentido de que ya no se necesita presupuestos imposibles de prensa para lograr convencer a los gatekeepers tradicionales-, las modas surgen de todos lados, no solo de las grandes maisons, y con una efervescencia sin precedentes. Y así como llegan, se van.

Pero, por otro lado está la sensación de que realmente “nada se deja de usar”. Estamos en una época en la que confluyen muchos estilos. Para empezar, la nostalgia de otras décadas. Hoy las siluetas de los 80, 90 y 2000 están en pleno auge. Está la estética minimalista y súper pulida, el maximalismo barroco a lo Gucci, el estilo deportivo de la mano de adidas Originals, Off -White y Vetements. Las tendencias reaparecen antes de llegar a irse del todo, porque siempre se va en busca de lo nuevo. En el universo de la moda conviven estilos antagónicos, a veces en un mismo outfit.

Entonces, lo que está “de moda” no es la prenda en sí, sino que todo recae en el estilismo. Ya no basta con una campera para estar a tono con lo que se usa, sino que hay que tener las referencias visuales, el buen gusto y la destreza para armar buenos looks. Como lo anunció Manrepeller, estamos en la era del estilo personal.

Sin embargo, hay algunas tendencias que estamos seguras no se van a ir a ningún lado.

Un mundo technicolor

New York Fashion Week Spring 2018. Tom Ford, Carolina Herrera, Marc Jacobs y Sachin & Babi. Foto: WWD.
Versace Spring 2018. Foto: Vogue.

Los colores vibrantes son el complemento perfecto para las prendas de siluetas sencillas, como las que vimos en New York Fashion Week. Una prenda hecha con telas de alta calidad, bien construida y con colores vibrantes impacta más que el vestido más voluminoso y complejo. Más aún si se luce con un look monocromo.

Esta semana adidas Originals – que ha probado ser una de las marcas que está marcando la cancha- lanzó una reinterpretación de la línea Adicolor, que fue un hit en los 70. La colección esta compuesta por prendas con aires retro y colores saturados. Seguro va a ser un éxito.

adidas Orginals Adicolor. A la venta el 18 de enero de 2018.
Jacquemus Spring 2018. Foto: Vogue.

Escala de grises y pasteles

Celine, JW Anderson y Loewe verano 2018. Foto: Vogue.
Foto: The Row.
Rossie Assoulin Spring 2018. Foto: Vogue.
Champion x Urban Outfitters.

Y como estamos en la era de las contradicciones, al mismo tiempo que los colores saturados ganan gran popularidad, también lo hacen los grises, tonos tierra y pastel. Esta paleta la vemos aplicada en prendas casuales, como la línea Yeezy de Kanye West, y en vestidos de lujo. En el mes de la moda verano 2018 Acne, Céline, JW Anderson, Loewe y Peter Pilotto, entre otros, aplicaron estos tonos para sus colecciones.

El rey de los pasteles (buen nombre para una dulcería) este año es el lila, un color que si bien puede ser difícil de combinar , parece que va a competir con el amarillo en popularidad.

Kim hizo varios cambios de look mientras la seguían los paparazzis para que le hicieran un lookbook “accidental”. Foto: Yeezy Supply.
Versace spring 2018. Foto: Vogue.

Trabajando para usted

Celine, Eckhaus Latta, Tibi y Acne. Fotos: Vogue.

En medio de un nuevo despertar feminista, los trajes ganaron gran popularidad el año pasado. De reminiscencias ochentosas y aires masculinos, el pantsuit nació como tendencia en las pasarelas y llegó al fast fashion, te la mano de tiendas como Zara, volviéndose masivo. Este año la tendencia continúa, aunque con algunas variantes. El pantalón sigue al firme, pero también se incorporan las bermudas y las polleras.

Y así como el estilo Wall street chic fue furor, este año vamos a ver muchísimos monos estilo mecánico. Será que las mujeres seguimos luchando para que nos respeten en un mundo de hombres y por eso nos vestimos acorde.

Gucci, Public School y Stella McCartney. Fotos: Vogue.
Miu Miu Resort 2018. Foto: Vogue.
Leandra Medine. Foto: Manrepeller

Listas para correr

Hace unos años surgió el término athleisure, para referirse a la ropa deportiva usada en el tiempo libre. No me aventuraría a decir que esta tendencia murió -de hecho es un gran nicho de mercado- pero sin duda se reinventó. No va tanto por el lado de las calzas y el lucir como una celebridad yendo a Yoga, sino que tiene una estética mucho más fuerte, urbana y canchera. Si bien la comodidad es prioritaria, el look es un poco más elevado.

Fenty, Gucci y Valentino. Foto: Vogue.
Bella Hadid.

Contrastes

El secreto para lograr un look moderno, actual y canchero está en manejar bien los contrastes y los complementos. No vestirse completamente deportivo o formal, sino tener un poco de picardía e ingenio y animarse a añadir algo no tan obvio. Un joggingcon sandalias. Un vestido para ir a trabajar . Prendas clásicas y un accesorio maximalista.

Esto también aplica a colores y estampados. No aplica más eso de los colores “de invierno”. Nos animamos a las botas blancas cuando hace frío y a los vestidos negros o grises en verano. Podemos combinar rosa con rojo sin problema. O las rayas con el cuadrillé. La verdad, nos complica la vida. No es tan sencillo como replicar, hay que usar un poquito la intuición.

Vetements, Balenciaga y Louis Vuitton. Fotos: Vogue.
Susie Lau. Foto: Style du Monde.

La belleza de lo feo

Lo que convencionalmente era considerado feo está de moda. Hay varios ejemplos, pero el más significativo es el de los “dad shoes” o, en español, zapatos de padre. Cuando los vimos en la pasarela parecía que nadie en su sano juicio los iba a querer usar y, sin embargo, ahí están, enamorando bloggers.

Vetements, blogger con championes Fila, Millie Bobby Brown con Louis Vuitton, Nike Air Max 97 en la calle.
Crocs x Balenciaga. Foto: Elle.

La edad de la inocencia

Estamos en una época en la que lo último que queremos es pensar en todas las complejidades de la realidad y tal vez sea por eso que fantaseamos con épocas más simples, ya sea del mundo o de nuestras vidas. Los vestidos del estilo salto de cama de principios del siglo XX o blusas con aires campesinos marcaron tendencia tanto en las pasarelas como en las redes sociales.

Courtyard LA, Gucci, Maison Cleo, Jil Sanders.
Jacquemus spring 2018. Foto: Jacquemus.

Las que vamos a seguir usando

Estas tendencias surgieron en 2017 (o antes) y este año las vamos a seguir usando: volúmenes en las mangas, blazers, bolsos de mimbre y el french chic en general.

Este top de Jacquemus con volúmenes en las mangas fue un hit en 2017.

¿Cuál es su favorita?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: